Conecta Contigo misma

Conecta Contigo misma

Busca en tu interior, y si te das cuenta que:

    • lo importante de tu vida está fuera de ti,
    • actúas aparentando quien no eres y
    • le das demasiada importancia al que dirán,

Entonces es el momento de conectar:

Con tu ser

Con quien eres

Con lo que sientes

Con lo que piensas

Con lo que quieres

Con lo que sabes

Con lo que tienes

Con lo que vives

Con lo que sueñas

Con lo que es de verdad importante para ti

¡Contigo misma!

¿QUÉ HACE QUE SEA TAN IMPORTANTE LA CONEXIÓN CON UNA MISMA?

Lo más importante es descubrir quién eres para desde ahí crear una vida basada en la felicidad, donde no hay cabida para el dinero, ni un coche, ni una casa mejor, ni un viaje… Nada de cosas materiales y engañosas que juegan al despiste de que seremos felices al alcanzarlo. Nada más lejos de la realidad.

Se trata de encontrar la base sobre la que construir todo lo que sueñas. Para ello debes empezar en modo “escucha” para hacerte consciente de la revolución interna de pensamientos y emociones que entran en conflicto y que un día tras otro vuelves la mirada hacia otro lado para evitar el desasosiego interior. Ignoras los conflictos internos pidiendo a gritos una tregua, que no sabes cómo gestionar.

Sientes que algo no va bien y no eres feliz y no sabes hacia dónde dirigir tu vida. Te preguntas qué puedes hacer y cómo vas a afrontar tu destino si ni siquiera te ves capaz de afrontar tu día a día. 

Te acerco algunas ideas y pautas que te ayuden a encontrar lo que buscas.

SI NO HAY CONEXIÓN, NO HABRÁ DIRECCIÓN

Hoy en día se habla mucho de objetivos, y sí, es una buena palabra que define hacia dónde quieres dirigirte. Pero cómo vas a encontrar el objetivo que buscas sin antes averiguar ¿para qué quieres lo que buscas, qué te aportará y en qué cambiará tu vida?

La conexión con uno mismo va más allá de una simple respuesta a lo que quieres o no quieres hacer hoy. Es saber escuchar lo que no quieres oír, es saber reconocer de qué huyes, es saber discernir el por qué rechazas  lo que rechazas, qué te hace evitar situaciones o simplemente por qué no eres feliz con lo que tienes.

Empodérate con tus dones, habilidades y fortalezas. Fíjate en qué eres fuertes, y empápate de  tus momentos de gloria, retos superados y éxitos conseguidos.

NO HAY NADIE QUE VELE POR TI MÁS QUE TÚ MISMA

Tu Ser esencial es el único que sabe qué te conviene y de lo que debes huir (hábitos no muy recomendables, costumbres nada beneficiosas, amistades poco enriquecedoras… ).

Cuando alineas lo que piensas con lo que sientes y con lo que posteriormente haces los resultados son increíbles. Con ello tomas el control de tu vida, eliges las amistades que quieres cerca, encuentras hábitos  saludables y costumbres que te benefician.

Y esto es de lo que se trata, de mejorar la calidad de vida, encontrar bienestar, paz interior, serenidad, sosiego, armonía … y todas esas palabras demás que se te ocurran y que además ya estamos hartos de escuchar, pero hay que ser honestos y reconocer que son exactamente las que definen lo QUE TODOS BUSCAMOS. Así que, no porque sean muy populares o estén ya incluso prostituidas dejen de significar en esencia lo que aporta la felicidad al ser humano.

“No podrás vivir ahí fuera si no aprendes primero a vivir dentro de ti”

¿PARA QUÉ NECESITAS CONECTAR CONTIGO MISMA?

En primer lugar para amarte, porque sólo desde el amor puedes respetarte y desde ahí todo lo que pienses, sientas y hagas estará alineado con la meta que quieres alcanzar. Además esto es un bonito trabajo de:

Autoconocimiento

Descubrimiento

Reflexión

Relajación

Claridad

Autocontrol

Paz Interior

Aprender a escuchar…te

¿CÓMO PUEDES CONECTAR CONTIGO MISMA?

Te propongo varias formas de comunión contigo misma:

  1. Observa todo lo que te sucede a nivel físico, mental y espiritual. Siente qué zona del cuerpo tienes más cargada, los pensamientos que más se repiten, estados emocionales recurrentes… cualquier detalle que te dé información sobre tu ser.
  2. Toma conciencia de todo lo que has observado y llévalo a un nivel más profundo. Sé consciente de si esos pensamientos que se repiten son puntuales en ese día o se repiten en el tiempo; cuál o cuáles de los estados emocionales son los que más aparecen y reflexiona cuáles son las circunstancias que despiertan esas emociones. Cuál es la actitud ante ellos. Sé consciente de tus reacciones y formas de actuar ante situaciones de estrés sobretodo.

    Tomar conciencia es comprender lo que sucede en tu interior, aceptarlo, gestionarlo e integrarlo. Consigues un nivel bastante bueno de autoconocimiento de tu propio ser y de tu propio cuerpo.

    Al estar presentes de forma consciente tu visión de la vida es mucho más lúcida y transparente, enfrentándote a la vida desde un yo más seguro de sí mismo.Te anticipas a tus reacciones cuando ves llegar una situación comprometida o te preparas para gestionar un estado emocional que estás viendo venir.

  3. Busca la Soledad. “Tú contigo misma”, con tus emociones, tus pensamientos, tus angustias, tus inquietudes. Simplemente escucha ¿qué oyes?… nada… Eso es mágico si consigues tan sólo escuchar a tu propio Ser.

    No confundas la soledad con sentirte sola, es decir, con la soledad impuesta (estoy sola porque no tengo a nadie con quien estar). Hago hincapié en que debes ser tú quien encuentre esos momentos para ti, de lectura, de contemplación, de escuchar música o simplemente siéntate cómodamente y deja las emociones brotar. Es un estado de quietud en el que tan sólo observas… ¿qué te hacen sentir esas emociones?… déjalas correr.

    Ahora no hagas nada, solo ¡observa!. Sé consciente de tu vulnerabilidad para hacerte más fuerte.

  4. Escribe. Otra forma de conectar contigo misma es escribiendo, ya sea un diario o simplemente en una hoja de papel. Lo importante es el hecho de escribir. Plasmar de tu puño y letra lo que observas en ti. Poner palabras a tus sentimientos y emociones. Es un momento para replegarse sobre uno mismo.

    Escribe lo más relevante de tu día. Aquello que te ha hecho sentir feliz aunque fueran tan solo unos instantes, esos momentos en los que te has sentido vulnerable, o bien te has enfadado con alguien, una comida que te ha encantado o una llamada inesperada que te ha traído recuerdos bonitos, actitudes de las que te hayas arrepentido…

    Recopila “tus momentos o emociones más relevantes” y reflexiona sobre ellos. Escribe todo lo que se te ocurra. Da igual que tenga o no sentido lógico, simplemente deja que tu mano se deslice sobre el papel mientras escribe las palabras que surgen. Te sorprenderá el impacto que supone ver por escrito cómo te has sentido descubrir lo que puede salir de ti.

  5. Medita. No es imprescindible que sepas de meditación, ya que hoy en día las hay guiadas y sólo tienes que seguir las instrucciones. Al principio puede costarte un poco pero es cogerle el truquillo. La idea de ello es que estés tú contigo misma y y observes los pensamientos que aparecen. No es cuestión de dejar la mente en blanco sino de observarlos según aparecen y dejarlos marchar sin retenerlos. Es un método de observación. Alejar las preocupaciones para retornar a las profundidades de tu ser.
  6. Pasea a solas, si puedes elegir, hazlo por un parque o bosque donde estés en contacto con la naturaleza. Haz lo mismo que en los pasos anteriores ya que con todos se trata de lo mismo. Buscar la forma que mejor te permita conectar contigo misma y conocerte un poquito más.

Haz a diario cualquiera de los ejercicios. Elige el que más te convenga en el momento. Si no tienes tiempo busca al menos 10´, es importantes que conectes cada día contigo misma. Sólo de esta manera tienes la posibilidad conocerás de ti misma.

Ver uno, desde dentro, actuar a nuestro personaje (quien representa nuestra vida hacia el exterior) y verse desde ese representante hacia dentro, es un proceso de descubrimiento bidireccional que permite a ambas partes dirigir su rumbo en la misma dirección.

Eres tu propia vía a la felicidad

No hay comentarios

Publica un comentario

Es mi deber informarte que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Sophia Ahmed Chavarino como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 (proveedor de hosting de Emocionalmamente). Ver política de privacidad de 1&1 (https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/). El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiéndome a info@emocionalmamente.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.emocionalmamente.es, así como consultar mi política de privacidad.